Abril, cerral: se acabó un ciclo

Un mes de junio de hace 11 años o algo así cogí un macuto y puse ropa para tres días. Un imbécil me dijo que era un fracasado y que no haría nada útil en mi vida, y esas palabras que se me grabaron en la nalga a fuego, me sirvieron de reactivo para huir hacia adelante. Dejé a mi pequeño Pau con mis padres, me compré un billete barato a Barcelona, y empecé una nueva vida. Lo que nunca os conté hasta hoy, os lo contaré a partir de ahora:
+ Más información