Historias de Paco Pito.

Un hombre feo pero con morbo, un woody allen cualquiera, pero bajo las manos de su dibujante se define un personaje que triunfa entre las mujeres, llegando a desbordarle incluso.
Me planteo seriamente si vale la pena ser un triunfador del sexo como este tipo. ¿Que placer nos reporta el ser deseados?
Llegamos a un punto en nuestras relaciones sexuales de instrumentalización, creo yo, todo dado a que para la mayoria de los hombres el sexo no es nada más que una manera de obtener “egosatisfacción”.
Y una vez con el semen en nuestras manos, o donde proceda, nos lavamos y olvidamos…
El espermatozoide tiene una vida más larga que nuestro deseo sexual.

¿Pero por que nos sucede esto?

Lo más primitivo resulta ser siempre lo natural, o viceversa. Es por esto que las personas evocamos a nuestro origen camuflandolo de buenas intenciones y revistiéndolo de sociedad.

No critico el término “Sociedad”, me parece genial la hipocresia humana, la acepto como una parte derivativa de nuestra humanidad. Pero el ser humano se deprime, se siente rechazado, o utilizado, instrumentalizado…. lo que sucede es que el instrumento se vuelve en nuestra contra y pasamos a ser nosotros un simple pene vibrador dentro de este coño de sociedad.

Escribe tu opinión aquí:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.